lunes, 2 de junio de 2014

Olivo


Árbol que daba por fruto la oliva. Su altura podía superar los doce pasos. Su tronco solía ser corto y retorcido y su copa ancha, su corteza era de color grisáceo. Sus hojas eran alargadas, de entre una y dos pulgadas y media. Su fruto, la oliva, era de color verde pero se volvía azulada al madurar y tenia una semilla grande. Resistía los cambios de temperatura y podía cultivarse en diversas zonas pero no soportaba bien las bajas temperaturas.

Existían, a saber,  dos variedades de olivo la mayor, cultivada por los hombres y la silvestre, que se diferenciaba de la primera principalmente en su aspecto de arbusto y menor tamaño y en sus frutos que eran más pequeños y menos aptos para el consumo.


Procedencia y distribucion:

Gull: Se cree que el olivo era de las costas del norte de Gull. Allí existian centenares de cultivos de este tipo. Podia encontrarse también el olivo silvestre. Desde allí se exportaban a Gudang, Denjiia y Fenor por mar y en caravanas a Nevaría. 
Fenor: En el sur de las provincias de Gono y Feceria era común el cultivo de olivos.
Lurand: La aldea de Lurand, ubicada en el sur de la provincia de Gono era un importante productor de aceite de oliva. Aunque su producción era artesanal y la obtención de la materia prima se debia mas que nada a la recolección en el bosque de Lurand. Allí los hombres a través de los años habian modificado gracias a la selección de las semillas, los árboles que crecian alejándose de la variedad silvestre y acercándola a la mayor. Algunos consideraban que se trataba incluso de una nueva especie. Era tan importante para la vida diaria de ellos que no solo se celebraba un festival anual del olivo sino que además el nombre de la ciudad era “olivos sagrados”.


Utilización y Consumo:

Fabricación de aceite para la gastronomía.
Fabricación de aceite para lámparas.
Consumo directo de la oliva como alimento.
Consumo de las hojas y la corteza como medicamento.
Consumo de la madera para la fabricación de muebles.

A parte de comercializarse como alimento tanto el fruto como su derivado el aceite, su utilización principal era la de combustible para lámparas de quemar. En menor medida los herboristas utilizaban sus hojas para hacer infusiones curativas, e incluso su aceite y corteza para curar diversos males.
 

Propiedades curativas del olivo:

Aceite de oliva: El consumo de aceite de oliva puro o degradado con un poco de agua podía ser usado como tratamiento.
Antídoto contra intoxicaciones alimentarías.
Mejora para el sistema digestivo y el sistema circulatorio.

Infusión de hojas de oliva: Se debía seleccionar correctamente la hoja para la infusión, estas debían ser de las ramas que nacen de la base del tronco.
Antibiótico y anti viral.
Tratamiento para migrañas.

Corteza: Una solución de agua con la corteza triturada del olivo mezclada con sus hojas podía ser usada como tratamiento.
Cicatrizante.