martes, 21 de abril de 2015

Agave asesino





Tambien
Garra de Halcon
Gavet Erelel: Gullien



Plantas de hojas carnosas que conservaban agua para soportar tiempos de sequias. Sus hojas de una pulgada de ancho en su parte más ancha y de palma y medio de largo, eran de color verde azulado y con pequeñas manchas blancas, estaban rematadas en sus lados por bordes aserrados y en sus puntas por tres púas rojizas, similares a las garras de un halcón, de allí su nombre, que estaban envenenadas. Sus hojas formaban una roseta esférica de poco más de tres palmas de diámetro. Eran capaces de sobrevivir en tierras completamente desérticas con suelos secos e incluso muy pobres en nutrientes. El veneno de sus púas destruía los capilares de quienes lo rozaban y los paralizaban, y gracias a que contenían un poderoso anticoagulante, producía  que se desangrasen hasta morir. Luego sus raíces absorbían la humedad de la sangre, las lombrices consumían el cuerpo dejando ricos nutrientes faltantes en la tierra como hierro, fosforo y nitrógeno. 



Origen y Distribución:

Desierto de Gull


Utilización y consumo:

Los humanos extraían el veneno de sus púas para después utilizarlo en batalla.
Podía ser consumido, ya que solo las tres púas de la punta estaban envenenadas, no obstante a pesar de ser un gran alimento eran evitados por la mayoría, ya que alcanzaba un corte equivocado para obtener una muerte segura.


Propiedades curativas:

La pulpa de sus hojas podía ser usada como ungüento para la piel para tratar quemaduras e irritación. También ayudaba a cicatrizar y humectar. Y como tratamiento de belleza.
El veneno podía ser diluido y usado como tratamiento para problemas cardiacos. Y en raros casos como somnífero.